Skip navigation

CRÍTICA CINE


FICHA TÉCNICA

Director: RODRIGO BELLOTT
Producción: DAVID GUY LEVY y RODRIGO BELLOTT
Casa Productora: PERISCOPE ENTERTAINMENT
Producción Ejecutiva: RICARDO FERNANDEZ DE ROTA, GONZALO VALENZUELA y CHRISTINA LITTIN
Guion: de RODRIGO BELLOTT
Fotografía: DARYN DE LUCO
Música: ANDRÉS BARBA, DIEGO FONTECILLA
Elenco: GONZALO VALENZUELA, LEVI FREEMAN, HEIDI SCHRECK
Duración: 84 MINUTOS
Género: DRAMA
País: BOLIVIA –CHILE –EEUU
Año: 2008

PERFIDIA DE RODRIGO BELLOT

Una interesante propuesta cinematográfica, arriesgada, sincera, provocadora y descarnada.

Por Marcelo Cordero

Rodrigo Bellot se da a conocer como director de cine con la película Dependencia Sexual el año 2003, fresca e interesante propuesta que inauguraba de algún modo la producción cinematográfica en soporte digital, pero no solo eso, el filme como tal representa el nacimiento de una nueva generación de cineastas bolivianos.

El 2006 Bellot vuelve a escena con la exitosa película Quién mató a la llamita blanca, propuesta radicalmente distinta a su opera primera, está segunda incursión en el Cine Boliviano nos mostraba dos cosas: un director multifacético, capaz de beber de las distintas vertientes de los géneros y propuestas cinematográficas y dos, un director que aun estaba en busca de su identidad como creador.

Rojo, Amarillo y Verde, proyecto de largometraje codirigido junto a dos directores bolivianos (Martín Boloucq y Sergio Bastani) vendría a ser su cuarto trabajo como director de cine.

Hoy a casi tres años de su cuarta incursión, Rodrigo vuelve con Perfidia, su tercera película, estrenada en algunos festivales, quizá el más importante fue el Miami International Film Festival, lugar donde fue exhibida el 2009.

Perfidia es el primer largometraje de Bellot filmado íntegramente en los Estados Unidos, la producción corresponde a tres países. Bolivia, Chile y Estados Unidos.

Los argumentos del director para justificar el estreno de Perfidia recién en 2012 fueron esencialmente dos; uno, quizá el más delicado para con el público, estuvo en sus ultimas declaraciones, donde afirma que se encontraba trabajando en otros proyectos que no le permitían realizar las gestiones necesarias para lanzar la película en Bolivia; el otro, manifestado, hace un par de años, alude a que no se estrenaba la película porque el público boliviano no estaba listo para apreciar una trama compleja y tan distinta a lo que normalmente se está acostumbrado a ver en las pantallas.

La película es casi un monologo cinematográfico, por lo menos el 98 por ciento de la historia se desarrolla en un cuarto de hotel y con un solo personaje (Gonzalo Valenzuela) y cuenta con muy pocos diálogos, la mayoría sin importancia. Perfidia es un filme estrictamente visual, emocional, no fue pensado para los ojos acostumbrados al cine comercial, sin embargo en el mundo del cine independiente y de autor creo que no tiene nada de innovador en cuanto propuesta se refiere.

La primera secuencia del film ya nos advierte de lo que tendremos en los próximos 84 minutos de metraje: el viaje al interior de un alma atormentada, donde protagonista y antagonista viven en un mismo mundo, en un solo cuerpo, el conflicto argumental se encuentra en la lucha en solitario del personaje frente a sus miedos, deseos, frustraciones y finalmente la emancipación.

Inteligentemente Rodrigo construye un universo donde cada elemento que lo compone representa la angustia existencial de su criatura, en ese entendido sabemos que nos encontramos ante un creador que sabe su oficio. El objetivo de Bellot es hacernos vivir emociones y estados de ánimo antes que contarnos una historia lineal, busca la interacción permanente con el público para que éste entre en catarsis y pueda construir su propia historia partiendo de la vivencia del protagonista del filme.

Este ensayo cinematográfico sin embargo no logra completar su cometido; desembarazarse de la tradición del relato cinematográfico tradicional, es decir termina haciendo lo que no quería hacer: contar una historia, esto ocasiona que la película no funcione del todo y termine cometiendo Perfidia contra la idea original. Este desfase se da cuando el director trata de explicar, justificar el actuar de su protagonista, inserta tres, quizá cuatro escenas que sobran al film y que son finalmente las que terminan derrumbándolo.

Con todo Perfidia es una interesante propuesta cinematográfica, arriesgada, sincera, provocadora y descarnada; pienso, que Rodrigo en cierto grado no se equivoco al afirmar que no es una película para el público común, sin embargo esta declaración se convierte en un reto para el público habituado al cine chatarra. 03/19/2012


valkyrie1

Título Original: Valkyria

Título Castellano: Operación Valquiria

Dirección: Bryan Singer

Guión: Christopher Mcquarrie, Nathan Alexander

Interpretes: Tom Cruise, Kenneth Branagh, Tom Wilkinson, Thomas Krestchmann, Karice van Houten, Hill Nighy

Genero: Thriller

País: EEUU/Alemania

Año: 2008

Duración: 120 min.

Estreno en Bolivia: 12 de febrero de 2009   

 

 

OPERACIÓN VALQUIRIA ENTRE MILITARISMO Y PACIFISMO

 

Por Marcelo Cordero

(Fotogenia)

 

 La Segunda Guerra Mundial ha sido fuente de inspiración para la producción cinematográfica, tanto así que tranquilamente, este tipo de películas podrían ser consideradas un genero fílmico en sí mismo, sin importar la nacionalidad de las obras.

 

Hollywood, espacio donde se ha gestado la mayor cantidad de filmes referidas a este trágico episodio de la Historia Moderna, nos trae de la mano del director neoyorquino Bryan Singer (Los sospechosos de siempre, X-Men), una nueva propuesta  referida al tema: “Operación Valquiria”. Historia basada en hechos reales y que recrea acontecimientos dados en 1944, cuando un grupo disidente de militares y políticos alemanes, planifican y ejecutan un plan del mismo nombre para eliminar a Adolf Hitler, derrocar al régimen Nazi y controlar  Alemania.

 

El coronel Von Stauffenberg (Tom Cruise), es quien se hará cargo de la tarea más difícil: asesinar a Hitler, no sin antes tomar conciencia de su responsabilidad como soldado que juró servir a su patria sobre todas las cosas, elemento que lo llevará a desafiar este aparente destino  y ponerlo al frente del verdadero enemigo de la nación: el Führer.

 

Para llegar a ese momento de iluminación, Stauffenberg tendrá que descubrir y ser testigo de las atrocidades nazis y participe de las batallas en campo. Elementos que lo llevarán a reflexionar sobre el papel que juega en esta historia, y harán nacer en él la responsabilidad moral de defender la vida, el honor y dignidad de su patria ante la humanidad.

 

La película pretende ser un manifiesto pacifista y antimilitarista, una crítica actual y abierta a los actores del gobierno, ejercito norteamericano y a sus aliados, y porque no, a su misma población. Un jalón de orejas sobre su responsabilidad ante el mundo. Sin embargo, no logra aterrizar en los postulados que profesa, debido a que, a momentos, no puede desembarazarse  de la carga militarista que tiene la historia oficial, misma que termina con más peso que la visión personal de su director.

 

Esto no sería un problema si Singer se hubiera dedicado a retratar esta historia sin intentar ser fiel a sucesos reales, simplemente hubiera llevado a la pantalla una versión libre del hecho. El asunto es que no logra casar de forma adecuada el acontecimiento histórico con su posición personal.     

 

Salvo está observación, Bryan Singer consigue un relato muy bien estructurado apostando sobre todo a una puesta en escena sin truquitos especiales que distraigan nuestra atención. Todo esto va acompañado de un guión sólido y un elenco verosímil con momentos magistrales de representación.

 

Operación Valquiria, con todos sus pros y contras, es un filme que confirma la capacidad y profesionalismo de este singular director que nos regaló en el  pasado estupendas obras como Los sospechosos de siempre, a la vez de mostrar que en Hollywood todavía existen personas que sólo necesitan de su imaginación para hacernos soñar y vivir. 14/02/2009

crepus13

Dirección: Catherine Hardwicke

Guión: Melissa Rosenberg; basado en la novela de Stephenie Meyer

Protagonistas: Kristen Stewart, Robert Pattinson, Kellan  Lutz, Gil Birmingham

Genero: Thiller, romance

Duración: 122 min.

País: EEUU

Año: 2008

Fecha de estreno Bolivia: 19 de febrero de 2009          

      

OCASO

 

Por Marcelo Cordero Q.

(Fotogenia)

 

Debo admitir que obras como Harry Porter, Narnia y El señor de los anillos, entraron a mi vida gracias al cine, estoy seguro que no soy el último, ni el único en este país en abordar estas historias desde lo cinematográfico y no así desde lo literario, otra cosa es que después, los filmes nos inviten a leer estos libros, algo que sólo me sucedió con El Señor de los Anillos de JJR Tolkien (no me arrepiento), dejando de lado, y no por razones de tiempo, sino, de escarmiento fílmico, relatos como Narnia y Harry Porter, mismos que pienso leer cuando se me pase el mal sabor que me dejaron estas entregas cinematográficas, mismas queparecen no tener fin.

 

Las películas en cuestión, a pesar de las numerosas críticas negativas que tuvieron a nivel mundial, han demostrado ser generadoras seguras de riqueza para las grandes productoras hollywoodenses, lo que hace que estas, estén en constante alerta sobre lo que la literatura pueda ofrecerles y mejor si son bestseller cargados de contenido filosófico light, visión new age y adolescente.

 

Crepúsculo, nueva entrega cinematográfica, adaptación de la obra literaria del mismo nombre, escrita por la mormona Stephenie Meyer, llevada a la pantalla por la directora Catherine Hardwicke y estrenada en Bolivia con casi tres meses de retraso en relación al estreno mundial, prometía para los adolescentes y para los amantes del vampirismo una muy entretenida entrega de genero, más por la publicidad generada por las grandes corporaciones del mercado, que por lo valioso de su contenido.

 

Debiera llamarnos la atención, el hecho, de que la creadora de esta serie que consta de cuatro novelas escritas que ya tienen aseguradas su puesta en escena por el éxito de taquilla que tuvo esta primera entrega (300 millones de dólares a nivel mundial), sea mormona, no por una cuestión de etiquetar a las personas por sus credos o creencias, sino porque este grupo religioso siempre ha profesado el concepto de la sagrada familia concebida bajo la mirada del sueño americano, lo que me hace pensar, sin riesgo a equivocarme, que todas las entregas literarias, reforzado esto, por la primera de ellas, funcionan como una guía de adoctrinamiento con el objetivo de uniformizar el pensamiento a favor de los intereses de un sistema que profesa un único modelo de vida como verdad absoluta; utilizando artimañas como el vampirismo para llamar la atención de adolescentes (los más receptivos a los mensajes subliminales) y de personas que se quedaron en sus años de pubertad.

 

Si bien, la industria del cine estadounidense, siempre tuvo en la mayoría de los casos, como regla, transmitir a través de su producción los valores y creencias de la sociedad norteamericana, Crepúsculo no tendría porque ser la excepción, lo que si llama la atención en esta película, además de los puntos que ya fueron mencionados, es la incapacidad de su directora por crear un universo cinematográfico creíble, incluso para los fines ideológicos que la película pueda perseguir.

twilig1

La primera entrega de Crepúsculo nos cuenta cómo Bella (Kristen Stewart) y el vampiro Edward (Robert Pattinson), protagonistas, llegan a conocerse y enamorarse, cómo ella descubre que él es un vampiro, y el deseo posterior de la adolescente por ser una chupa sangre.

 

La película es una historia de amor, (siguiendo la tradición de relatos vampirescos), sin embargo Hardwicke, se olvida que el vampirismo, se caracteriza por establecer mundos sórdidos, relacionados con ingredientes como el deseo, pasión y sexualidad; mismos que sirven para conocer los sentimientos más oscuro de la humanidad, como los más sublimes.

 

Nada de esto sería extraño, ya que cualquier creador está en la libertad de apropiarse de historias para adaptarlas a los intereses que persigue, por supuesto, con la ética que eso implica, cosa que no está presente en Crepúsculo, filme que termina utilizando al vampirismo como herramienta moralizadora para inculcar reglas y responsabilidades. Pero si incluso hasta aquí, está actitud asumida por su creadora, podría parecer noble, nos debe llamar  la atención la carga machista, patriarcal, hasta homofóbica, (esta ultima tratada en la película de forma inconsciente por su directora), presentes en la película.

 

Elige, es el concepto bajo el cual aparenta desarrollarse la trama de la película; el tema es que si bien estas en la libertad de elegir debes tener en cuenta –nos dice la moraleja de la historia- que solo una de las puertas es la correcta para llevar una vida llena de éxitos y bienestar; incluso si eres vampiro o un indio Quileute puedes ser feliz, si aceptas, mi verdad como única.

 

Me es indiferente hablar de Hardwicke, o en este caso, de la guionista de la película, ya que lo único que hacen, es tomar, la obra literaria, al pie de la letra, de forma vulgar e insultante; las ideas plasmadas en el papel son trasladadas a la pantalla sin ningún tipo de reflexión y sensibilidad, haciendo que su puesta en escena sólo justifique la existencia de algo que seguramente pretende ser una película.

 

Métodos tan interesantes en las manos correctas como el fuera de campo, quedan invalidados en este filme por la incapacidad de su directora de contar una historia como se debe. Los personajes nunca terminan de construirse y se pasean por los decorados durante más de dos horas de metraje sin sentido alguno, alargando así la agonía del espectador.    

 

Pero Hardwicke, no contenta con martirizarnos, no pierde la oportunidad para convertir al filme en una plataforma de publicidad para los patrocinadores de la producción, haciendo pensar que estamos viendo una película dentro un producto publicitario.

Quizá, lo único rescatable en esta película, es el actor Robert Pattinson, más por cuestiones de nostalgia, que por calidad actoral, ya que nos recuerda a grandes actores como James Dean, Jonh Wayne o Clint Eastwood en su época de juventud.

 

Si quiere auto engañarse, sentirse un ganador o pensar que el éxito de una vida se debe a factores como los que se muestran en la película  (vampiros jugando béisbol, vistiendo a la moda, hablando por celular, conduciendo un moderno automóvil, viviendo en familia, comprando todo lo que se puede o manteniendo el cuerpo en forma) no dude en ver esta película, de seguro le dará la lista de ingredientes adecuados para alcanzar el éxito. 21/02/2009

Anuncios

Archives by Category

Archives by Month

One Comment

  1. la pelicula esta genial y super guapos los actores eduar y los demas.me encanta todas ya quiero que salgan las demas peliculas para berlas pero me encantaria conocer a todos los actores de la pelicula yo les daria miles de oscar por que esta chida


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: